Mi Hija Fue Sometida a Acoso y Extorsión en Internet y XNSPY Resolvió la Situación

Mi hija de 16 años es muy activa en Twitter. Desde que diera comienzo el ciclo de las elecciones, se ha pasado la mayor parte de su tiempo libre discutiendo y debatiendo con numerosos desconocidos o participando en algún movimiento.

Intento mantenerme alejado de discutir con la gente online, sobre todo si se trata de política, porque siempre acaban siendo enfrentamientos desagradables que no hacen nada por cambiar la opinión de nadie. No obstante, me sentía orgulloso de mi hija por intentar estar al día y luchar por lo que considera importante.

Pero yo no era consciente de hasta qué punto los trolls y otra gente con malas intenciones están dispuestos a llegar para bromear o conseguir lo que quieren.

 

Mi Hija como Objetivo

Naturalmente, mi hija utiliza la mayoría de las aplicaciones modernas como Snapchat, Kik, Instagram etc. Yo ya conocía los riesgos potenciales de estas aplicaciones así que instalé XNSPY en su iPhone antes de regalárselo, y la verdad sea dicha, no tenía ni idea de lo bien que me iba a venir cuando la compré inicialmente.

Después de sus discusiones habituales en Twitter, empezó a recibir mensajes directos en Twitter que decían cosas muy desagradables sobre ella. Le sorprendió pero enseguida bloqueó a esta gente. La sorpresa de verdad llegó cuando estos trolls empezaron a enviarle mensajes intimidantes en Instagram, una red que ella no tenía conectada con su cuenta de Twitter. No contentos con esto, enseguida empezó a recibir mensajes en distintas plataformas que amenazaban con divulgar nuestra dirección postal (doxxing) y fotografías privadas que decían haber tomado.

Mi hija es testaruda y no me dijo nada sobre los mensajes y las amenazas que estaba recibiendo. Pensó que podía enfrentarse a todo esto por su cuenta y pensaba responder a todos esos mensajes.

Si eres un padre/madre que es consciente de que su hijo/a está siendo atacado online, lo último que debes permitirles es que les respondan porque, desde su punto de vista, todo es una broma y las amenazas que envían son un cebo. Un cebo para algo más retorcido.

Cómo XNSPY Me Ayudó a Intervenir

Mi hija siempre estaba agitada o enfadada pero nunca me decía lo que estaba pasando. Esto es lo que despertó mis sospechas. Instalé XNSPY, pero hasta ahora no tuve razón para utilizarlo. Mediante XNSPY, pude monitorear la actividad de mi hija en la aplicación y leer los mensajes que estaba recibiendo en Kik, Facebook e Instagram. Hasta conseguí leer los mensajes que intercambiaba en WhatsApp con sus amigos, contándoles cómo iba a tomar represalias.

Me di cuenta de lo seria que se había vuelto la situación y decidí intervenir. La confronté y le dije que siempre parecía agitada. La presioné para que me contara lo que estaba pasando (aunque yo ya lo sabía). Nos costó una buena discusión pero acabó diciéndome lo que estaba pasando. Después la convencí de que engancharse en discusiones con estos individuos era precisamente lo que ellos andaban buscando, y que debería abandonar Twitter y las otras redes sociales durante un tiempo. Y eso es exactamente lo que hizo.

Advierto a todos los padres de que se hagan conscientes de los peligros a los que sus hijos se enfrentan y que tomen las medidas necesarias.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail